Curso de la Fuente a la tierra

La Técnica Metamórfica es una herramienta muy útil para solucionar traumas inconscientes tanto recientes como antiguos, desde la concepción hasta el momento actual. Acariciando los pies, las manos y la cabeza con mucha suavidad, despertamos la conciencia de la persona a la cual estamos tratando y liberamos la expresión de su identidad profunda.

El secreto de cómo un método tan sencillo puede ser tan eficaz es el siguiente, está en las zonas específicas que se acarician y que reflejan el estado de nuestra columna vertebral.

En el momento que estimulamos estos puntos reflejos, estimulamos también la columna vertebral, las glándulas y los órganos que lo rodean, además la energía que circula en la región vertebral conserva los recuerdos del periodo prenatal.

Primero acariciamos los pies, porque es donde se desbloquea todo lo que pide ser liberado, la energía estancada vuelve a circular. Después nos ocupamos de las manos, que representan la voluntad. Acabamos por la cabeza, donde convergen la sensación y la voluntad, que son tratados por el intelecto. Así las ideas surgen, armonizando los actos de las personas con su mente, sus sentimientos y su voluntad.

Para quien está indicada:

  • Estados de depresión, estrés, insomnio, pérdida de un ser querido.
  • Falta de autoestima, inseguridad, obsesiones.
  • Fibromialgia, cáncer, sida, enfermedades en general.
  • Accidentes y traumas, parálisis.
  • Las adicciones de alcohol, tabaco, droga, comida, etc.
  • Ancianos y cuidadores.
  • Niños con problemas escolares, adolescentes y sus familiares.

Beneficios:

  • Sensación de paz interior.
  • Serena relajación acompañada de bienestar.
  • Capacidad de reaccionar de forma diferente ante las circunstancias.
  • Descubrimos un potencial oculto en nuestro interior que nos ayuda a transformar la enfermedad en salud y a comprender que no necesitamos seguir creando enfermedades.
  • Aprendemos a escuchar a nuestro cuerpo y a darle los alimentos y el descanso.